Attributión:

https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AHoracio_Ferrer_en_el_D%C3%ADa_del_Tango.jpg
By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Flickr: Día del Tango) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3ALeopoldo_Federico.jpg
By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Flickr: Festival de tango) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Mi recomendado de la semana

Mala suerte

Voy a hablar de este tango, que me gusta en varias interpretaciones pero especialmente cuando lo canta Julio Sosa, que en su interpretación alcanza uno a sentir que él es el protagonista de la historia.

La última parte: "...He tenido mala suerte, pero hablando francamente,
yo te quedo agradecido, has sido novia y mujer;
si la vida ha de apurarme con rigores algún día,
¡ya podés estar segura que de vos me acordaré!..." muestra claramente el agradecimiento que tiene Francisco Gorrido con la protagonista de la historia. Finalmente muestra este tango que no hay ni odio ni resentimiento, la mala suerte se debe a la incapacidad del hombre de mantener esta mujer... de cambiar.

Muestra la resignación del hombre cuando la mujer le dice "Se acabó nuestro cariño..." reivindica la mujer. El hombre admite que tiene la razón y cede con la frente en alto.

Los invito a que en un artículo del litoral (Preludio de tango. Mala Suerte) puedan descubrir un poco más a fondo lo que trae este bello poema vuelto canción.

Música: Francisco Lomuto
Letra: Francisco Gorrindo

¡Se acabó nuestro cariño, me dijiste fríamente,
yo pensé pa' mis adentros, puede que tenga razón,
lo pensé y te dejé sola, sola y dueña de tu vida,
mientras yo con mi conciencia me jugaba el corazón.

Y cerré fuerte los ojos, y apreté fuerte los labios,
pa' no verte, pa' no hablarte, pa' no gritar un adiós
y tranqueando despacito me fui al bar que está en la esquina para ahogar con cuatro tragos lo que pudo ser tu amor.

Yo no pude prometerte
cambiar la vida que llevo,
porque nací calavera
y así me habré de morir.
A mi me tira la farra,
el café, la muchachada,
y donde haya una milonga
yo no puedo estar sin ir.

Bien sabés cómo yo he sido,
bien sabés cómo he pensado,
de mis locas inquietudes,
de mi afán de callejear.
Mala suerte si hoy te pierdo,
mala suerte si ando solo,
el culpable soy de todo
ya que no puedo cambiar.

Porque yo sé que mi vida no es una vida modelo,
porque quien tiene un cariño, al cariño se ha de dar,
y yo soy como el jilguero, que aun estando en jaula de oro, en su canto llora siempre el antojo de volar...

He tenido mala suerte, pero hablando francamente,
yo te quedo agradecido, has sido novia y mujer;
si la vida ha de apurarme con rigores algún día,
¡ya podés estar segura que de vos me acordaré!

Videos

Loading...