Attributión:

https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AHoracio_Ferrer_en_el_D%C3%ADa_del_Tango.jpg
By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Flickr: Día del Tango) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3ALeopoldo_Federico.jpg
By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Flickr: Festival de tango) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Mi recomendado de la semana

  • Chiqué - La primavera se despidió dejando el horno encendido y ya estamos metidos en la canícula europea. En Madrid, el termómetro está plantado y no nos da tregua,...
  • - *LA BIBLIA JUNTO AL CALEFÓN* Explicación de la metáfora del tango "Cambalache" que dice: "…y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a...

Tormenta - Enrique Santos Discépolo

Enrique Santos Discépolo fue uno de los más atrevidos compositores de tango, que en este caso se atrevió con la religión. Muchas son las versiones de la interpretación que le da la gente a este gran tango que tiene una música también espectacular, no sólo su letra que en este caso me atrevo a decir que es de un filósofo natural.

Es otro tango que también sigue hoy vigente… su tema no pasará de moda y siempre se estará hablando de la obra de Dios.

Tengo entendido que fue un tango prohibido en alguna época (Como varios de E.S.D.), pero definitivamente Dios está presente en las letras varios tangos de Discépolo.

Tengo amigos que gustan mucho de este tango porque, en opinión de ellos, los hace reflexionar… es decir, esta letra hace que las personas lo escuchen con toda atención y finalmente piensen sobre la vida.

En un artículo encontré estas palabras de Discépolo que comparto con ustedes: "Siempre he conversado con Dios. Y de Dios aprendí a sentir, como si fuese un dolor mío, el hambre de los otros, la injusticia de los postergados y la tragedia infinita de vivir en la tierra que lo ofrece todo, para que los más no tengan nada... esa injusticia que orilla por las calles de los pobres... y que termina por agitar la razón del que es honrado. 

Grité el dolor de muchos, no porque el dolor de los demás me haga feliz, sino porque de esa manera estoy más cerca de ellos... y traduzco ese silencio de angustia que adivino" (los pueden ver en Enrique Santos Discépolo, un artículo de "El Ortiba")



¡Aullando entre relámpagos,
perdido en la tormenta
de mi noche interminable,
¡Dios! busco tu nombre...
No quiero que tu rayo
me enceguezca entre el horror,
porque preciso luz
para seguir...
¿Lo que aprendí de tu mano
no sirve para vivir?
Yo siento que mi fe se tambalea,
que la gente mala, vive
¡Dios! mejor que yo...

Si la vida es el infierno
y el honrao vive entre lágrimas,
¿cuál es el bien...
del que lucha en nombre tuyo,
limpio, puro?... ¿para qué?...
Si hoy la infamia da el sendero
y el amor mata en tu nombre,
¡Dios!, lo que has besao...
El seguirte es dar ventaja
y el amarte sucumbir al mal.
No quiero abandonarte, yo,
demuestra una vez sola
que el traidor no vive impune,
¡Dios! para besarte...
Enséñame una flor
que haya nacido
del esfuerzo de seguirte,
¡Dios! Para no odiar:
al mundo que me desprecia,
porque no aprendo a robar...
Y entonces de rodillas,
hecho sangre en los guijarros
moriré con vos, ¡feliz, Señor!

Videos

Loading...