Attributión:

https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AHoracio_Ferrer_en_el_D%C3%ADa_del_Tango.jpg
By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Flickr: Día del Tango) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3ALeopoldo_Federico.jpg
By Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (Flickr: Festival de tango) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Mi recomendado de la semana

  • Chiqué - La primavera se despidió dejando el horno encendido y ya estamos metidos en la canícula europea. En Madrid, el termómetro está plantado y no nos da tregua,...
  • - *LA BIBLIA JUNTO AL CALEFÓN* Explicación de la metáfora del tango "Cambalache" que dice: "…y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a...

El tabernero - Miguel Cafre

Hoy cambié el título de esta efeméride de tango. Esto debido al gusto que se que muchos le tienen a este tango tan sonado: "El Tabernero", que grabara en sus días Carlos Gardel.

Un día como hoy, 25 de marzo, nació en Buenos Aires, Miguel Cafre, quien falleciera también en Buenos Aires el 18 de noviembre de 1936. Este guitarrista, compositor y cantor actuó en radios y lugares nocturnos.

Es el autor de tangos como "Trova doliente", "Una cualquiera", "Sacrificio criollo", etc y, como ya se dijo "El tabernero".

Tango-origen
See page for author [Public domain], via Wikimedia Commons

El Tabernero

Música: Fausto Frontera / Miguel Cafre

Letra: Raúl Costa Oliveri

Tabernero, que idiotizas con tus brebajes de fuego,
¡sigue llenando mi copa con tu maldito veneno!
Hasta verme como loco revolcándome en el suelo.
¡Sigue llenando mi copa, buen amigo tabernero!

Cuando me veas borracho,
canturreando un tango obsceno
entre blasfemias y risas
armar camorra a los ebrios.
¡No me arrojes a la calle,
buen amigo tabernero,
ten en cuenta que me embriago
con tu maldito veneno!...

Yo quiero matar el alma
que idiotiza mi cerebro,
muchos se embriagan con vino
y otros se embriagan con besos...
Como ya no tengo amores
y los que tuve murieron,
placer encuentro en el vino
que me brinda el tabernero.

Todos los que son borrachos
no es por el gusto de serlo,
sólo Dios conoce el alma
que palpita en cada ebrio.
¿No ves mi copa vacía?
¡Echa vino, tabernero!,
que tengo el alma contenta,
con tu maldito veneno...

Sigue llenando mi copa,
¡ja, ja, ja, ja, ja!,

que yo no tengo remedio.

Videos

Loading...